Jueves  24 de Mayo de 2018 | Última actualización 03:49 PM
Cartas recibidas
Carta enviada por: Teodoro Díaz | En Fecha: 2018-03-18
Asunto: El Grito de Clarín de los Maestros y la Violencia Escolar

Señor Director:

Los profesores dominicanos están que pegan el grito al cielo por los variados episodios violentos que a diario se escenifican en las escuelas. Aparte de las riñas en las que se ven envueltos estudiantes de primaria y secundaria, también se hace presente el irrespeto de los estudiantes a los maestros y estos últimos se encuentran atados de pies y manos porque no encuentran apoyo de las autoridades educativas y mucho menos de los padres de los estudiantes.

A todo esto se agrega lo benévolo que son las normas del sistema educativo dominicano para la convivencia armoniosa en los centros educativos públicos y privados. Los estudiantes al conocer que no tienen regímenes fuertes de consecuencia hacen al caso omiso a las mismas y muchos hasta se burlan alegando que no se les puede sancionar drásticamente.

Una muestra de lo difícil que se le hace a los docentes al momento de corregir la indisciplina de los estudiantes la encontramos en el artículo veintiuno de las normas del sistema educativo dominicano para la convivencia armoniosa en los centros educativos públicos y privados.

Artículo 21. Faltas Muy Graves. Constituyen faltas muy graves las acciones que implican peligro y/o daño para los/ las estudiantes, cualquier persona o las instalaciones del centro educativo. También, aquellas que constituyen un daño moral a compañeros y compañeras, a autoridades y a la propia institución. Se consideran faltas muy graves solo las siguientes

a) Acoso escolar, tal como está definido en la presente Norma.

b) Traer o consumir sustancias prohibidas.

c) Apropiación de útiles escolares de forma particular o en complicidad.

d) Alteración de documentos del centro educativo.

e) Desafío o agresión a miembro del centro educativo.

f) Traer o usar objetos peligrosos.

g) Reincidencia en las faltas graves que, aún con el seguimiento y apoyo del centro educativo, en articulación con las familias, no han sido superadas.

Después de ver con meridiana claridad a lo que el reglamento le llama faltas muy graves veamos a continuación las sanciones para las mismas.

Artículo 22. Medidas Educativas y Disciplinarias para Faltas Muy Graves. Las siguientes medidas son aplicables ante faltas muy graves:

a) Todas las medidas educativas y disciplinarias establecidas para faltas graves.

b) Ubicación del/la estudiante en un espacio fuera del aula, por un período máximo de dos días, debiendo realizar las tareas indicadas por el/la docente en otro lugar del centro educativo identificado previamente. El o la estudiante tendrá tareas específicas y se comprometerá a rendir avances cada día bajo la supervisión del/la profesor/a y la familia. Los padres, madres o tutores deberán revisar y firmar las tareas asignadas a los/as estudiantes.

c) Suspensión de la participación en actividades fuera del centro educativo.

d) Suspensión de la participación del estudiante en actividades dentro del centro educativo, siempre que esas actividades no formen parte del currículo obligatorio del curso.

Después de ver lo que establece la norma con relación a las faltas muy graves, nos damos cuenta que las medidas a tomar no se relacionan con la gravedad de las mismas. Es por ello que se hace un llamado a revisar dicho reglamento, no buscando con esto perjudicar a los estudiantes sino más bien para adecuarlo a la realidad social de las escuelas dominicanas, para nadie es un centro que los niveles de violencia que experimentan las escuelas del país guarda mucha relación con la violencia estructural de toda la nación, por ello urge que toda la comunidad educativa se una en torno a esta problemática, pero los diversos sectores han dejado sola a la escuela con esta realidad.

La mayoría de los padres ven la escuela como una guardería en donde ellos depositan sus hijos por ocho horas para ellos realizar sus actividades sin contratiempo y muchos de ellos ni conocen el maestro de sus hijos porque no acuden a ninguna reunión que se les convoca.

Los maestros hacen un llamado al ministerio de educación para que sean revisadas las Normas del Sistema Educativo Dominicano y sobre todo para que se les haga saber a los padres del compromiso moral y social que tienen frente a sus hijos.

Los docentes entienden que si no existe un régimen de consecuencia real y verdadera no se podrá jamás contar con una Convivencia Armoniosa en los Centros Educativos Públicos y Privados.

Atentamente,

Teodoro Díaz
Psicopedagogo y Director
del Liceo Profesor Ana Ilda Pérez Rivas,
del Distrito 15-01 de Los Alcarrizos.

Carta enviada por: Snayder Santana | En Fecha: 2018-03-15
Asunto: carta

Señor Director:
Mensaje a Yeny Berenice fiscal del Distrito Nacional:

Con el respeto y la admiración que usted me merece quisiera en las siguientes líneas luego de saludarle y felicitarle públicamente por su labor al frente de la fiscalía del Distrito Nacional. me permitiré el atrevimiento de darle un consejo que quizás usted no necesite.
Querida magistrada, quiero pedirle encarecidamente que no apele la decisión del Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional que libera de cargos a los dirigentes políticos y de transporte Arsenio Quevedo y a Ericsson de los Santos Soliz, en el caso de sicariato que se le seguía a los mismos. No apele esa sentencia, admita junto a la sociedad y los familiares de las victima la derrota.
Honorable magistrada, la decisión evacuada por ese tribunal ratifica la creencia de que usted ha estado en lo correcto cuando ha expresado públicamente su parecer sobre la situación de la justicia dominicana. Esa sentencia magistrada no soporta el más ligero análisis jurídico y pasara a la historia como una más de las sentencias políticas.
Apelar esa sentencia legitimará el proceso en que se orquestó una
sinfónica de intereses que escapan al marco jurídico y al espíritu de la aplicación de justicia, esta sentencia pone una vez más en evidencia el secuestro que vive nuestro sistema judicial, así que no pierda su tiempo apelando ese adefesio.
¿Para que apelar una sentencia que tenía un fallo anticipado? No magistrada, yo le aconsejo que se concentre en otras cosas, en este caso usted hizo su papel, pero la decisión no era jurídica; presérvese querida, magistrada, pues usted ha jugado un papel importante en el proceso de adecentamiento del sistema, pero entendemos que la decisión de este caso escapa a las juezas que firman la sentencia en cuestión.
Un país con tan altos niveles de corrupción e impunidad, donde la falta de institucionalidad es la orden del día y donde no hay una línea clara que divida los poderes del Estado es imposible imaginar que pueda haber justicia, personas como usted son sólo un problema, y qué bueno que contamos con mujeres valientes, capaces de enfrentar poderes como los que respaldan a estos señores que hoy una sentencia mala viste de inocencia.
Gracias magistrada por este ejercicio de valor que usted ha hecho en este caso, pero ya nos venció la corrupción; venció la política por sobre la ley.
Atentamente,
Snayder Santana
Un simple ciudadano

Carta enviada por: José Medina Fleury | En Fecha: 2018-01-22
Asunto: La caja de Pandora

Señor Director:

Cuenta la historia de la mitología griega, acerca de la caja de Pandora, que Prometeo se había robado el fuego sagrado de los dioses y se lo había entregado a los mortales, el Dios Zeus molesto por esa acción procuró vengarse y para materializar su deseo le presentó a Epimeteo, hermano de Prometeo, una mujer llamada Pandora con la que se casó.

Zeus le entrega a Pandora una caja como regalo de boda con la advertencia de que no la abra bajo ninguna circunstancia porque en su interior se hallaban todos los males del mundo, ella ignoraba su contenido

Sin embargo, Pandora acorralada por la curiosidad decide abrir la caja y cuando la abre escapan los males contenidos en ella lo que trae como consecuencias calamidades y desgracias, entiéndase pobreza, vicios, robo, crímenes, plaga, locura y se dispersan por toda la tierra.

Pandora aterrada por lo visto, rápidamente la cierra y en el fondo solo quedó el espíritu de la esperanza. De ahí que en este relato esté la raíz de la socorrida expresión “la esperanza es lo último que se pierde” , empleada, generalmente, cuando hay una remota posibilidad de conseguir un objetivo.

En tal sentido, cuando usted escucha que alguien dice “no me haga hablar”, da a entender “no me haga abrir la caja de Pandora”, porque si habla dirá cosas que a ciertas personas no le será de su agrado y se sentirán ofendidas.

Ahora bien, si extrapolamos esa ficción mitológica a la realidad social del país nos damos cuenta de que también tenemos nuestra caja de Pandora, pero no con males fabulosos, sino males que reflejan la realidad existente y similares a los del relato: pobreza, robo, crímenes, vicios, enfermedades, la justicia desempeñando sus funciones en un mercado persa.

Pero en la medida en que el tiempo transcurre esos males se van incrementando y penetrando hasta el tuétano en la sociedad y las autoridades no han podido imponer el imperio de la ley porque todo gira en un contubernio autoridades-bergantes.

Prácticamente han dejado huérfano de confianza a este pueblo, porque hasta el polvo de la esperanza de nuestra caja de Pandora lo absorbieron, tal vez en una hookak.

Atentamente,

José Medina Fleury

Carta enviada por: Freddy P. Galarza | En Fecha: 2018-01-22
Asunto: Por un CDP no politizado

Señor Director:

Siempre hemos abogado por la no intromisión de la política partidaria en las decisiones que asuma cualquier directiva del CDP, que les toque dirigir el destino de la institución .

Pese, a que hemos asumido desde jóven posiciones políticas con determinada corriente de avanzada, en la que todavía militamos activamente, hasta el último aliento de nuestra vida .

Sin embargo, no nos da la facultad y motivo para imponer posiciones partidarias dentro de una institución profesional que debe tener como principios la defensa de los intereses gremiales de su componentes, que no debe relacionarse con intereses politicos particulares .

Entendemos, que en el CDP; existe un amargama de pensamiento ideológico como parte de la sociedad dominicana, donde mucho de sus miembros pertenecen a diferentes parcelas políticas, lo que no criticamos; pero núnca asumiendo lo que determinen fuerzas políticas extraña al quehacer periodístico.

Quería hacer la pequeña introducción porque desde la derrota del Movimiento Marcelino Vega, en las pasadas elecciones del CDP, su hasta ahora secretario general Olivo de León, ha declarado en varias ocasiones que la misma se debió, entre otras causas, a la intervención política y económica del Partido de la Liberación Dominicana PLD y del gobierno en el proceso electoral .

Ha señalado en sus denuncias, que aún la mantiene vigente, la supuesta “intervención de congresistas, gobernadores y funcionarios que movieron recursos económicos y que habían presionados a periodistas, apelando al argumento partidario”.

Debo considerar que luego de convertirse el CDP,en una maquinaria personificada, herencia de un reducido círculo por tantos años, quedando algunas seccionales y miembros en el abandono por el simple hecho de no ser marcelinista, o no plegarse a los intereses grupales, el disgusto acumulado por los cedepeístas se manifestó dando el triunfo y la oportunidad al Movimiento Convergencia .

Una cantidad de periodistas del CDP, no tomó en consideración si los que propugnaban por un cambio de rumbo en la institución eran partidario del PLD, PRM, Alianza País, Partido Reformistas, u otra identificación política. Lo que se produjo, fue un gran proceso de unificación, donde se incorporaron decenas de colegas que habían perdidos el interés en su institución para evitar el colapso, en la búsqueda de un cambio hacia una nueva direcionalidad profesional .

Los cedepeístas no se equivocaron al darle la oportunidad a los hombres y mujeres del Movimiento Convergencia para que una nueva dirección encabezada por el profesor Adriano la Cruz, figura clave en dicho proceso, comprometido y promoviendo el cambio, la educación y la esperanza de hacer del CDP, una institución respetada por la sociedad dominicana, poniendo fin a los que sin ser periodistas han vividos enganchados, creando una mala imagen de nuestra profesión .

Para nosotros, no importa que en la direcciónes de las instituciónes comunitarias, ONG y de profesionales estén al frente personas comprometidas con determinada parcelas políticas siempre y cuando se respeten las reglas y se demuestre en los hechos de que se obstenta un puesto para servir a sus miembros sin la imposición de fuera de línea política de ningún extremo partidario.

Sólo pido a los colegas de no emborracharse con el triunfo, trabajar, adecentar la institución, fortalecer en el territorio nacional al Movimiento Convergencia y poner en práctica todo lo que se ofertó en la pasada campaña electoral .

Atentamente,

Freddy P. Galarza
Periodistas radicado en Nueva York,
Estados Unidos.

Carta enviada por: Hidalgo Rocha | En Fecha: 2018-01-22
Asunto: Violencia Vicaria

Señor Director:

Hay temas que le llegan a uno que realmente son sorprendentes. En cualquier parte y de cualquier situación encuentra uno temas que le llaman la atención y se convierten en una obsesión para plasmar en este medio su opinión.

Uno de eso temas es la Violencia Vicaria. Debo decir, y me honra decirlo, que aun siendo abogado desconocía de esta terminología dentro de la violencia intrafamiliar. Ella llego a mi mediante un cuestionario que estudiantes de termino de licenciatura en Derecho de una universidad local me dieron a llenar para su tesis de grado, cuyo tema precisamente era la violencia intrafamiliar en esta jurisdicción amparado en la ley 24-97.

Aun siendo su tesis, tampoco los estudiantes se habían percatado de esta derivación de la violencia intrafamiliar y su definición, por lo que tuve se dirigirme al diccionario de google y me impacto.

Pero, que es la Violencia Vicaria? Según el diccionario a este fenómeno se ha denominado como aquella violencia que se ejerce sobre los hijos para herir a la mujer. Es una violencia secundaria a la víctima principal, que es la mujer. Es a la mujer a la que se quiere dañar y el daño se hace a través de terceros, por interpósita persona. Así dice google.

El hombre que maltrata y afecta físicamente a su propio hijo con la finalidad expresa de querer dañar emocionalmente a la mujer, comete violencia vicaria. No se puede confundir esta con la violencia económica, la que tiene que ver con la manutención de los niños o la psicológica. Es muy distinta. Solo abuso y maltrato físico.

Pero donde estuvo el impacto de este tema para mí? Oh en la focalización que solo el hombre comete esta violación según los diversos análisis y tratadistas que pudimos ver. Muy por el contrario a los mismos que comete la mujer, donde a esta se le denomina Manipulación, pareciera como que si google fuera feminista.

En la vida diaria, y que no se me tilde de machista, no me concibo en ese club, aunque muchos autores manifiestan, que quien escribe de un tema a profundidad lo hace de desde su ser, vemos muchas mujeres que para llamar la atención o afectar a su marido golpean a sus hijos, amparado en que este se mueve mucho: “y tate quieto muchacho” pan el ramplimazo.

Hemos vistos casos horrendos de agresión a niños por parte de madres, muchas veces separadas del padre de sus hijos o que tiene este cuentas pendientes con ellas o viceversa o simplemente por considerarse estas dueñas del niño, por este sistema extraño que brindan las jurisprudencias que con solo con ellas alzar la voz todo se le cede, y se las cobran con los hijos para querer llamar la atención de la otra persona. En estos casos, los tratadistas no le ponen una terminología cuando es la mujer la que agrede y solo se limitan a llamar esta acción manipulación o maltrato.

La violencia intrafamiliar es un mal que afecta a la familia, a la sociedad al cual debemos de combatir y frenar, y reconocemos que sus mayores ejecutores son los hombres, pero no por ello no debemos también de reconocer, aun en menor proporción, también las mujeres la realizan. También ellas la ejercen, por lo cual debió ser esta violencia vicaria generalizada y no particularizada en un solo género.

La violencia contra el niño genera los mismos efectos físicos y psicológicos o traumáticos, sea está realizada por el padre como por la madre. Le genera odio, rencor y rechazo a su progenitor agresor, mucha veces asimilando actitudes propias a su ser. Por ello entiendo, que la violencia intrafamiliar no debe enfocarse en un solo género ni la vicaria tampoco.

Atentamente,

Hidalgo Rocha
Abogado y comunicador

Carta enviada por: Por Ana Pereyra | En Fecha: 2017-12-29
Asunto: El Judas de Manhattan

Señor Director:

En nuestra comunidad existen líderes de barro, que si le cae agua se desvanecen como castillo de naipes, son más falsos que una cartera de Louis Vuitton comprada en una calle del barrio chino y lo que es peor están disfrazados de corderos pero actúan como lobos.

Viven de la falsedad y la intriga, se creen los “mandamás” y pobre de aquellos que no lo sigue como borregos.

Juegan con la comunidad, tienen doble cara y moral. Todo aquel que se le interpone lo aplastan como cucaracha.

Por ventaja política traicionan a los suyos y respaldan a extraños, por eso la comunidad tiene mucho poder y poca fuerza.

Son semejantes a una quinceañera en una fiesta, no solo baila al ritmo que le toquen, sino que cambia de pareja de acuerdo a su conveniencia y propósito.

¡Ay! de aquel que no baile a su ritmo, lo saca del espectro político, se creen los dueños y señores, piensan que todas las piezas del ajedrez le pertenecen.

No es que sean inteligentes, para nada, simplemente, saben nadar en dos aguas y hasta se han convertido en Judas, pero le quedan corto al que vendió a Jesús con un beso en la mejilla, estos pseudos políticos son Judas en serie porque traicionan una y otra vez.

Son muchos los casos en Manhattan, que citarlos uno a uno, nos tomaría mucho tiempo, pero solo diremos que los que se creen caciques, que pueden mover a las personas como fichas de ajedrez, ya la comunidad se está dando cuenta de su juego.

Dicen ser abanderados de los dominicanos, trabajar para la comunidad, cuando en verdad solo sacan provecho personal y familiar de su cargo y quieren apabullar aquellos que si están trabajando por su gente.

Un día están con Dios y otro día con el Diablo y así no se puede, tenemos que estar alerta y a la hora del voto botarlos como lo que son…

Atentamente,

Ana Pereyra

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>