Jueves  03 de Septiembre de 2015 | Última actualización 09:04 PM
Cartas recibidas
Carta enviada por: Julio López | En Fecha: 2015-08-27
Asunto: Uso de palabra

Señor Director:

Saludos, Jhonny.

Buscando en el diccionario lei la palabra EVENTO, la cual se define como algo que ocurre sin esperarse o imprevisto. TELEMICRO en los anuncios de actividades futura utiliza esa palabra. Si está correcta por favor corrígeme.

Gracias.

Carta enviada por: Luis B. Gómez Luciano | En Fecha: 2015-08-09
Asunto: Mi amada frontera,

Señor Director:

Un grupo de empresarios asociado con los gobiernos de Nuestra Isla ha anunciado un proyecto de desarrollo económico para nuestra región. Ellos representan a los empresarios dueños de los ingenios que refiere nuestro Poeta Nacional Don Pedro Mir en “Hay un país en el mundo”. Es decir, los dueños de ingenios que tienen todo en el Éste (los raíles, las montañas, la caña, la yerba, el mimbre, los muelles, el agua, el liquen, el camino y los pueblos).

Ahora ese grupo mira al Oeste dándose cuenta que le faltaba la frontera, por donde pasan sus empleados eternos y a donde ahora buscan más empleados. Por eso, promueven inversiones en su zona del olvido, donde los campesinos puede ser que todavía tengan tierra.

Mis amados fronterizos, ni estos empresarios, ni el gobierno, ni nadie que se ofrezca como mesías puede traer desarrollo a nuestro pueblo. Primero porque el desarrollo de un pueblo lo debe emprender el mismo pueblo, y segundo porque el concepto de desarrollo a visión de futuro es distinto al que puedan ofrecer.

En primer caso, ustedes bien saben que la frontera no ha sido siquiera consultada para estos planes. Entonces, ¿qué desarrollo pueden ofrecer si no saben cómo querremos avanzar? En segundo caso, el desarrollo debe estar enfocado en calidad de vida con ambiente sano, valores locales, y libertad. ¿Es así la vida de cañeros en sus empresas o de empleados en sus zonas francas? Proyectos de éste tipo buscan más bien explotación masiva de mano de obra barata que garantice la acumulación de dinero a los inversionistas. Al mismo tiempo, en vez de la vida, impone el dinero como prioridad social y así deteriora los valores locales, la libertad y el ambiente. En resumen, planifican extender sus empresas y la de sus aliados, pero no desarrollo local. En la sociedad actual no hay nada mal en esos planes; ahora bien, ¿es esa la aspiración de nuestra frontera?

En la frontera tenemos riquezas verdaderas. Tenemos familias y vecinos, montañas y ríos, comida todo el año, casas, salud, cultura, hermandad, decisión de mejorar; en fin, tenemos naturaleza, libertad, vida, y tiempo para disfrutarlas. Juntos podemos trabajar por la garantía y mejoría en educación, salud, y demás aspiraciones. En cambio, el modelo de desarrollo que nos promueven, pone nuestras riquezas actuales en segundo plano mientras agravia la esencia de la dignidad humana.

Fronterizos, recordemos que hemos decidido ser libres ante todo, y libres debemos continuar. Ustedes conocerán comunidades fronterizas donde nuestros ancestros fueron empleados de grandes fincas (quizás también del ingenio), más prefirieron mudarse a terruños de libertad que la frontera ofreció. En ella hemos sabido vivir y avanzar en alegría y armonía con nuestros vecinos, y el olvido del estado. Así también hemos de ser capaces de definir nuestro futuro. Si alguien quiere en realidad aportar a nuestro progreso apoyará nuestra visión. Pero jamás impondrá sus intereses sobre nuestros anhelos de felicidad y mucho menos implementando modelos de explotación humana.

Mis amados, llamarán a nuestros patios para emplearnos (como se emplea una azada al desyerbar) y transportarnos (como puercos al matadero) en camiones a sus empresas. Hoy, como entonces, cada uno tendrá la decisión: ¿unir esfuerzos para un desarrollo integral en libertad tal como soñamos en la frontera o volverse también parte del ingenio (como diría Don Pedro)?

Atentamente,

Luis B. Gómez Luciano
Un dominicano de la frontera.

Carta enviada por: José Medina Fleury | En Fecha: 2015-08-08
Asunto: Haití y Puerto Rico

Como consecuencia de la crisis económica, sin solución a la vista, por la que atraviesa la isla de Puerto Rico se ha producido una masiva emigración hacia Los Estados Unidos, hasta el punto de que ya en ese país la población boricua es superior a la que existe en la Isla del Encanto, y aumentando.

Un escenario similar se vislumbra que ocurra en la República Dominicana con relación Haití por múltiples razones: el gobierno haitiano no garantiza mínimamente la salud de sus ciudadanos, ni educación , hay fuerza de trabajo, pero no hay en qué emplearla, ni siquiera piedras para picarlas, lo que existe como vivienda está en condiciones paupérrima. Todo esto tiene como resultante la miseria extrema
A lo anterior hay que sumarle la ineficiencia de los responsables de guardar nuestra frontera porque prevalece, sobre toda las cosas, el macuteo, el contrabando, y toda actividad que se coloque al margen de la ley, es decir que lo que antes era un castigo, ahora es un premio gordo para los centinelas de la línea divisoria y eso es un secreto a voces.

Además hay que observar la poca o ninguna aplicación de uno de los Considerados de la Ley No. 285-04 sobre migraci[cid:image001.png@01D0D023.D2493430] La República Dominicana es signataria de diversos acuerdos internacionales que le reconocen la facultad soberana de sus poderes públicos para la determinación de las reglas sobre la condición de los Extranjeros, su entrada, permanencia y salida del territorio nacional".

De manera que esos factores, quiérase o no, contribuyen a la emigración masiva de haitianos, que de permanecer esas condiciones y el gobierno no apura el paso, pronto tendremos en la República Dominicana más haitianos que en Haití y nos sucederá el mismo fenómeno poblacional de Estados Unidos con relación a Puerto Rico, claro con su diferencia. Y eso sería un fardo muy pesado para el presupuesto del país y en particular en lo que a salud se refiere.

Los haitianos han tomado a República Dominicana como un refugio de emigrantes ilegales, como tierra prometida, su amparo y prácticamente estamos actuando como si esas condiciones fueran intrínsecas al Estado dominicano.

Atentamente,

José Medina Fleury

Carta enviada por: José Miguel Medina Tejeda | En Fecha: 2015-08-02
Asunto: Los medios y la sociedad

Señor Director:

Quien sale una vez, vale. Quien sale mucho, vale mucho. Y con tanto valor
agregado, locutores y locutoras, comunicadoras y periodistas, ya no sólo
hablan en público, sino en nombre del público.

Nadie los eligió para dicha representación, pero ahí están ellos y ellas, sonrientes y aceptados, ocupando la silla vacía que dejaron líderes políticos y sindicales, jerarquías y gobernantes venidos a menos por haber tomado parte en el botín fácil de la corrupción.

La gente ha endosado a los medios la confianza perdida en tales dirigentes. Cómo representantes de la ciudadanía, los medios se convierten en mediadores entre estado y el poder.

Abanderando causas nobles o plegándose a quien más paga, la radio, la
televisión y la prensa se dan cita, casi sin excepción, en medio
de todos los conflictos sociales.

Los medios destapan escándalos, fiscalizan a las autoridades, les recuerdan sus promesas de campaña, defienden los derechos del consumidor, resuelven problemas cotidianos, desde el barrio que se quedó
sin luz hasta el radiotón para la navidad de los niños pobres.

En los medios, se reúne el gobierno con la oposición, se presentan las más variadas tendencias políticas. En las emisoras y televisoras democráticas, dialoga el alcalde con los vecinos, se confrontan los empresarios y los obreros, los funcionarios y los usuarios, hablan todos los sectores, amigos y enemigos, de arriba y de abajo, de derecha, izquierda y centro.

Los medios se han convertido en el principal lugar de encuentro e intercambio, punto de reunión obligatorio para todos aquellos que quieren
vivir civilizadamente. En los sets y en las cabinas se hacen alianzas, se
construyen adhesiones y consensos, se logran negociaciones, se debate con
todos y todas sobre todo.

La opinión pública gravita en torno a estos espacios de mediación social.
Desde hace años se viene hablando de la prensa como el cuarto poder. Tal
como van las cosas, quizás ya sea el primero. O el trampolín para el
primero.

La verdad es que en América Latina, si usted quiere hacer carrera política, su mejor opción es meterse a locutor o cantante.

Si quiere un cargo público, comience haciéndose simpático ante oyentes y televidentes. No es broma. Haga memoria de la cantidad de personajes que han ingresado a la vida política por la puerta del arte o el deporte, desde Johnny Ventura hasta Sergio Vargas, Raúl Mondesí, Roberto Salcedo.

El camino se recorre también al revés: los gobernantes se las dan de
artistas y deportistas para ganar puntos en un sistema político cada vez
más faranduleado

Los medios, especialmente los audiovisuales, han alcanzado en menos de un siglo una preponderancia como no tuvo ningún emperador en la historia,
como no acumuló ninguna otra institución en tan corto tiempo.

En nuestro caso o el de ustedes, lectoras, lectores, y el de quien escribe, la radio y la televisión, ambas, seducen multitudes. La radio y la televisión no son hermanas enemigas ni tienen que rivalizar por la
zapatilla de la cenicienta. A las dos les sobran pretendientes.

Atentamente,

José Miguel Medina Tejeda
Supervisor Radio CTC POLO 107.9
Celular: 849-858-1231
Polo Noticias RD.
http://www.polomagnetico.com

Carta enviada por: José Medina Fleury | En Fecha: 2015-07-11
Asunto: Parque Independencia: ¿un garaje?

Señor director:

Èl parque Independencia generalmente es cerrado al público a las 6:00 PM, a partir de esa hora el ciudadano no disfruta de un momento de distracción y al parecer será usado como garaje, no público, sino privado de algún miembro de la Armada Dominicana a cargo de la custodia de ese lugar.
Pues anoche pasaba por esa plaza y mi sorpresa fue ver que el histórico parque Independencia es usado como garaje. En su interior , por la puerta de la avenida Bolívar, estaba parqueado el carro Honda Station, rojo, placa A08-1968, 3 puertas.
Los que tienen la responsabilidad del cuidado de esa emblemática plaza parece que no tienen la menor idea del valor histórico y cultural de la misma, como tampoco la distorsionada imagen que proyecta un armatoste en su interior.
El hecho de que militar, no importa el rango que tenga, esté a cargo del resguardo de ese parque no le da derecho alguno hacer semejante barbaridad. No se trata de un chiquero. Ahí descansan los restos mortales de los Padres de la Patria y merecen respeto
Por esa razón hago un llamado al jefe de la Armada Dominicana, vicealmirante Edmundo Félix Pimentel y al encargado de la Comisión Permanente de Efemérides Patria, licenciado Juan Daniel Balcácer para que corrijan ese ultraje.

Atentamente,

José Medina Fleury

Carta enviada por: Bernardo Hirán Sánchez Melo | En Fecha: 2015-07-10
Asunto: Hookah en San Juan de la Maguana

Señor Director:

He leído con sumo interés un artículo escrito por el profesor Rubén Moreta, titulado “Los Nuevos Ricos de San Juan”, publicado en la sección Opiniones del prestigioso periódico digital “barrigaverde.net”.

Pues bien, me permito opinar sobre el acontecimiento traído a colación en el referido artículo, consistente en una fiesta amenizada por el singular artista de música de calle o reguetón, no importa la denominación del género, Omega, más bien conocido como “El Fuerte”.

1. En lo que respecta al artista Omega, téngase en cuenta que tiene su popularidad entre una gran cantidad de seguidores, que gustan de su música. Se sabe de su comportamiento “reñido con las buenas costumbres” de la sociedad, pero eso no le quita que sus seguidores lo admiren. Guardando la distancia, es parecido al caso del fallecido Freddie Mercury, cantante de la famosa banda de rock inglesa “Queen”, quien en los conciertos cantaba en pantaloncillos, se casó y fue infiel, fue homosexual, consumía estupefacientes, y murió de una bronconeumonía complicada por el SIDA. Y no obstante todo eso, se le reconoce como el mejor cantante de Rock, además de ser una de las 100 personas más influyentes de Inglaterra, y por cierto en el Mundial de Futbol llevado a cabo en Sudáfrica, se le hizo un homenaje póstumo.

2. Sobre el precio de entrada, el caso es tratado en la teoría de economía de empresas, como “precios discriminantes”, el cual consiste en establecer diferentes precios para un mismo producto (en éste caso el artista Omega). Así, los precios iban desde 5 mil pesos hasta 100 mil pesos, esto se entendería que es para maximizar ingresos, por parte de los organizadores. Luego, habría que valorar el hecho de que alguien esté dispuesto a dar 100 mil pesos para ver y escuchar a Omega, lo que demuestra la alta cotización de dicho artista por parte de sus seguidores, claro sin dejar de considerar la combinación con otras atracciones que ofrecieron a los asistentes en la fiesta de la Bella Cascada.

3. Lo de la Hookah, pareciera que éste instrumento, el cual sólo he visto por fotos, está asociado a alucinógenos, lo que es un error, pues si es para libar del mismo, pudiera utilizarse, bien, para libar hasta jugos o refrescos, no necesariamente sustancias prohibidas. Piénsese que en la ciudad de Santo Domingo, existen muchos lugares donde se puede fumar cigarros y degustar bebidas a costos sumamente elevadísimos, como por ejemplo un cigarro puede costar hasta 3 mil pesos y una botella de vino hasta 60 mil pesos, en tanto se utiliza una gran cantidad de instrumentos sofisticados, propios de la viticultura y el arte del buen fumar, y nadie lo califica de inmoral, y por el contrario es signo de nobleza y pedigrí.

4. Por lo que, a mi humilde entender, que siga la fiesta, pero de manera sana, alegre, feliz, acorde a los nuevos tiempos, al ritmo de la juventud y de los nuevos ritmos, sin drogas. Si lo que hay es escuchar música en la banqueta de un parque, que se haga de manera tranquila y sin hacer daño a nadie. Y si a alguien le da con llamar a otros chimichurris, son sus problemas. Yo particularmente, me he sentado frente al parque Duarte en San Juan, a comer chimichurris y escuchar música, y la verdad que la he pasado bien.

Atentamente,

Bernardo Hirán Sánchez Melo
También, profesor de la UASD.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>