Miercoles  29 de Junio de 2022 | Última actualización 10:05 PM
Por: Prensa Latina | 10:05 PM

QUITO, 28 de junio, 2022 (PL).- El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, anunció hoy que el Gobierno nacional cerró el proceso de diálogo con el líder de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), Leonidas Iza.

En cadena de radio y televisión, el mandatario censuró un hecho en el que murió un uniformado y 12 resultaron heridos, mientras custodiaban un convoy militar con diésel.

Tal acontecimiento se produjó durante el día 16 de un paro nacional, cuyas dos primeras semanas estuvieron marcadas por fuerte represión policial contra los manifestantes y vulneraciones a centros de paz, con saldo de cinco fallecidos.

Según el mandatario, el país es testigo de esfuerzos del Ejecutivo para entablar conversaciones fructíferas, además de dar respuestas concretas a algunas de las demandas de las comunidades indígenas y otros sectores sociales.

Adujo que por décadas el Gobierno olvidó al campo y los pueblos originarios, pero recalcó la suspensión de la mesa técnica con Iza, en la cual participaban también dirigentes de otras organizaciones sociales, indígenas y campesinas.

Al respecto, dijo que las conversaciones se retomarán cuando existan las garantías necesarias y legítimos representantes de todos los pueblos y nacionalidades de Ecuador, quienes busquen verdaderas soluciones.

La ruptura del diálogo con el movimiento indígena ocurre luego de primeros avances en las negociaciones iniciadas la víspera para tratar una agenda de 10 puntos planteada desde hace un año por la Conaie al presidente Lasso, sin las respuestas esperadas, lo cual, junto a denuncias contra medidas económicas neoliberales, detonó la protesta desde el 13 de junio.

Los temas presentados en la mesa están relacionados con los perjuicios a la población por los altos precios de los combustibles y la canasta básica, la inseguridad, recortes al presupuesto en educación y salud, la minería ilegal y privatización de sectores estratégicos.

Respeto a los derechos colectivos, mayor atención a los pequeños agricultores, créditos y condonación de deudas, son otros de los pedidos que desde junio de 2021 son desoídos por el Ejecutivo, según sostienen los manifestantes.