Sábado  14 de Diciembre de 2019 | Última actualización 03:04 PM
Por: Editor de Internacionales | 11:42 PM

WASHINGTON, 4 de nov.- El secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, afirmó el viernes que el organismo continental desea la reincorporación de Honduras, lo cual sería posible con la instauración rápida de un gobierno de unidad.

"Queremos la reincorporación de Honduras a la OEA, pero eso dependerá de la voluntad efectiva y la velocidad para producir un gobierno de unidad nacional", dijo Insulza. "Y eso implica el fin de la persecución a Manuel Zelaya (el presidente depuesto), su plena libertad para vivir en su país y sin ninguna persecución".

No obstante, Insulza reconoció que "en vista de las circunstancias actuales parece que no habrá obstáculos internos para la toma de posesión del Señor Porfirio Lobo (ganador de unas elecciones ilegítimas organizadas por un gobierno de facto, donde hubo una abstención de uno 70 por ciento) el próximo 27 de enero".

En una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA para analizar las recientes elecciones en Honduras, intervino Patricia Rodas, Ministra de Relaciones Exteriores de Zelaya, quien pidió a los embajadores de la organización fijarse en qué va a pasar respecto de la violación de los derechos humanos en Honduras y la persecución política en contra de los partidarios del depuesto presidente.

Por su parte, la nueva embajadora de Estados Unidos ante la OEA, Carmen Lomelín, indicó que "las elecciones del pasado domingo fueron libres, justas, transparentes y por eso el pueblo hondureño merece nuestra felicitación".

"Con las elecciones se abre la esperanza de que la crisis política llegue a su fin", consideró Lomelín. "La OEA debería entender que estamos frente a una victoria con las elecciones y no debería condenarlas acudiendo a imprecisiones y a visiones históricas erróneas".

Mientras tanto, José Enrique Castillo, embajador de Costa Rica, enfatizó que "cualquier posición en contra de las elecciones del pasado domingo es sofocar una salida para los hondureños".

Castillo preguntó a sus colegas, embajadores de los países latinoamericanos que no reconocen legitimidad de los comicios del 29 de noviembre en los que se eligió a Lobo como presidente de Honduras, "¿quién tiene y cuál es una salida distinta al reconocimiento de las elecciones?"

A su turno, el embajador de Argentina ante la OEA, Rodolfo Hugo Gil, explicó la condena de su país al golpe de Estado y el desconocimiento de las elecciones del pasado domingo.

"No podemos compartir la visión esperanzadora de que estamos frente a nuevos actores por el hecho de que haya habido elecciones en Honduras el pasado domingo", advirtió Gil.

"Ese nuevo presidente es el jefe del partido político que facilitó el golpe y que esta semana impidió la restitución del presidente Manuel Zelaya", dijo.