Lunes  01 de Junio de 2020 | Última actualización 09:01 PM
Por: Prensa Latina | 10:43 PM

CARACAS, 13 abr (PL).- Venezuela conmemoró hoy el octavo aniversario del regreso al poder del presidente Hugo Chávez con una multitudinaria concentración y la convocatoria del mandatario a la construcción del socialismo.

El presidente Chávez, en una gigantesca demostración en la cual se juramentaron más de 30 mil milicianos, afirmó que para transformar la sociedad no basta con haber detenido la privatización prevista por los gobiernos neoliberales.

Es más complejo el tema, apuntó el mandatario, quien alertó que el socialismo tiene un componente espiritual que abonar permanentemente: el sentimiento del humanismo y el amor y la erradicación del egoísmo y el individualismo.

Compromiso con lo social antes que lo individual, pidió Chávez a miles de seguidores reunidos en la céntrica avenida Bolívar de la capital venezolana, a quien pidió seguir construyendo la democracia verdadera, participativa y protagónica.

Asimismo advirtió que las conspiraciones de sectores opositores siguen a la orden del día, incluyendo planes para asesinarlo.

Continúan -dijo- sus planes para liquidarme físicamente; si lo hicieran, oigan bien, ustedes no pierdan la cabeza ni el juicio. Ahí están los líderes, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), los militares y el pueblo.

En ese caso, Chávez pidió a sus partidarios tomar todo el poder en Venezuela y barrer a la burguesía de todo espacio político y económico, radicalizar y profundizar la revolución, cumpliendo con la constitución.

En relación con las elecciones parlamentarias del próximo septiembre, convocó a ganar al menos dos tercios de los asientos, para lo cual, precisó, se requiere unidad y batalla con el fin de evitar que la Asamblea Nacional sea retomada por la oposición.

No vienen a gobernar, sino a tratar de desestabilizar el país, a echar atrás la leyes revolucionarias y no lo podemos permitir, apuntó el mandatario venezolano, quien también descartó la posibilidad de un nuevo golpe de estado como el de 2002.

Al respecto puntualizó que ello sería difícil en la actualidad debido a la consolidación de la conciencia patriótica entre los más altos oficiales, la tropa, las nuevas generaciones de militares, la milicia y el pueblo.