Miercoles  18 de Septiembre de 2019 | Última actualización 09:27 PM
Por: Prensa Latina | 3:22 PM

TEGUCIGALPA, 28 sep (PL).- Honduras se encuentra hoy bajo un estado de sitio tras la decisión del régimen de facto de suspender por 45 días las garantías y libertades individuales y silenciar los medios de difusión opositores.

Amparada en esta disposición, la dictadura de Roberto Micheletti allanó esta madrugada Radio Globo y decomisó los materiales y equipos de la emisora, ubicada en el céntrico boulevard Morazán.

"Una veintena de policías antimotines y militares tomaron el edificio donde se encuentra la estación a eso de las cinco de la mañana y la sacaron del aire", declaró a la prensa un periodista.

El canal 36 de la televisión, que al igual que Radio Globo ha denunciado el golpe de Estado, se encuentra rodeado por militares y su señal está interrumpida.

"Este canal ha sido una piedra en el zapato para Micheletti y, por eso, lo clausuraron", denunció su director, Amado López.

El régimen de facto cerró los medios de prensa después de la emisión la víspera de un decreto que prohíbe la libre emisión del pensamiento, el derecho de asociación y de reunión y la libertad de circulación, entre otras garantías.

En un editorial titulado "Dictadura sin careta", el diario Tiempo advierte hoy que con estas medidas los usurpadores del poder pretenden mantener secuestrada a Honduras y al pueblo mediante el uso y abuso de las armas del estado y la manipulación de las leyes.

A pesar de las disposiciones del régimen, el pueblo seguirá manifestándose en las calles a favor de la restitución del orden institucional, advirtió Juan Barahona, líder del Frente Nacional contra el Golpe de Estado.

"Con o sin toque de queda vamos a salir a las calles. Vamos a desafiar a este régimen", afirmó Barahona, al anunciar nuevas movilizaciones para la presente jornada, cuando se cumplen tres meses del cuartelazo.