Sábado  17 de Agosto de 2019 | Última actualización 07:53 PM
Por: Editor de Internacionales | 4:17 PM

BAGDAD, 23 abr (PL) A 88 ascendió la cifra de muertos hoy en Iraq por varios atentados suicidas que causaron también más de 115 heridos, informó la policía al confirmar la captura de un presunto dirigente de la resistencia iraquí.

Según los últimos reportes de las fuerzas de seguridad, un ataque con bomba provocó 45 víctimas fatales, incluidos varios visitantes iraníes, en el interior de un restaurante de la localidad de Muqdadiyah, cercano a Baquba, en la provincia de Diyala (noreste).

La fuente agregó que otras 63 personas sufrieron heridas en ese incidente en el área de Imam Wess, que afectó igualmente a iraníes que se dirigían en peregrinación a la ciudad de Karbala, santuario del Islam chiita al sur de Bagdad.

Baquba es la capital de la demarcación de Diyala, habitada por una mezcla étnica y religiosa de musulmanes que ha desembocado en esporádicos choques, aún cuando las autoridades insisten en presentar una sustancial mejora de la seguridad en todo el país.

Un informe previo del Ministerio del Interior indicó que un atentado suicida en el sureste de Bagdad había causado al menos 28 muertos, incluidos niños, y 50 heridos cuando una patrulla de la policía fue alcanzada por una bomba en el distrito de al-Karrada.

Versiones contradictorias refirieron que el autor había hecho estallar una potente carga explosiva que llevaba consigo dentro de un lugar donde un grupo de estudiantes celebraba su graduación, mientras otras hicieron alusión a 13 policías muertos.

Los agentes ayudaban a distribuir ayuda de alimentos a familias desplazadas cuando fueron sorprendidos por la deflagración.

Paralelo a esos letales hechos, el Comando de Operaciones de Bagdad confirmó la captura de Abu Omar al-Baghdadi, miembro de la resistencia al que se identifica como el emir del Estado Islámico de Iraq, un grupo armado que el gobierno vincula a la red Al-Qaeda.

Al-Baghdadi era uno de los hombres más perseguidos por las autoridades iraquíes y cayó detenido durante un operativo en Bagdad, precisó el portavoz del citado Comando, mayor general Qasim Atta.

El pasado domingo, el primer ministro iraquí, Nouri Al-Maliki, alertó a jefes militares y policiales que el peligro de las acciones violentas estaba lejos de acabar, a pesar de supuestos avances en materia de seguridad.