Sábado  23 de Enero de 2021 | Última actualización 08:55 AM
Por: Prensa Latina | 9:11 AM

WASHINGTON, 21 de enero, 2021 (PL).- El presidente estadounidense, Joe Biden, asumió el cargo en medio de la peor recesión económica del país, solo comparable con la Gran Depresión de los años 30, señala hoy un artículo del diario The Hill.

El mandatario demócrata también se enfrenta a una deuda pública sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial, y dejó clara su intención de aumentar el gasto gubernamental para resucitar la economía golpeada por la pandemia, destaca el texto, firmado por Niv Elis, especialista en el tema.

Esta es una medida respaldada por los economistas convencionales, quienes aseguran que las preocupaciones sobre la deuda deben abordarse después de afianzar la recuperación, agrega.

Pero los republicanos comienzan a hacer sonar las alarmas de déficit, y los especialistas están divididos sobre cuán profundo puede llegar Estados Unidos antes de que la economía comience a flaquear.

Según Elis, gran parte de la ira del Partido Republicano se centra en la propuesta de alivio a los efectos de la Covid-19 con un monto propuesto por Biden de 1,9 billones (millones de millones) de dólares, la principal prioridad legislativa de la nueva administración.

La iniciativa llega inmediatamente después de un proyecto de ley de 900 mil millones que el expresidente Trump firmó el mes pasado.

La candidata a secretaria del Tesoro, Janet Yellen, defendió la propuesta de Biden durante su audiencia de confirmación el martes, argumentando que tanto la economía como la deuda federal estarán en su peor forma sin el apoyo fiscal continuo del Congreso.

Según el texto de The Hill, esos argumentos recibieron una fría acogida por parte de republicanos como el senador Pat Toomey (Pensilvania), quien señaló que la propuesta está mal dirigida, y el único principio organizativo a la vista es que la Casa Blanca intenta gastar tanto dinero como sea posible, aparentemente por el simple hecho de gastarlo.

Esas señales de advertencia comenzaron a sentirse antes de que Biden asumiera el cargo el miércoles, pues solo en los últimos cuatro años, el nivel de deuda de la nación creció a 21,6 billones de dólares, un aumento del 50 por ciento desde que el gobernante republicano comenzó su presidencia.

Pero la deuda estaba creciendo incluso antes de la pandemia, y el déficit de 2019 se cerró en un billón de dólares, impulsado principalmente por un mayor gasto en la defensa, recortes de impuestos no financiados, costos de salud crecientes y una población que envejece.

Aún así, el hecho de que se espera que Biden presente un paquete multimillonario centrado en una recuperación a largo plazo en las próximas semanas, genera preocupaciones entre los grupos de control presupuestario sobre los crecientes niveles de deuda, concluye el artículo.