Miercoles  02 de Diciembre de 2020 | Última actualización 12:52 PM
EU complacido de que Cuba acepte conversar sobre migración
Por: Editor de Internacionales | 11:03 PM

SAN SALVADOR, 31 may.- La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, destacó en esta capital que la decisión de Cuba de reanudar las conversaciones sobre migración con Washington, suspendidas por el gobierno de George W. Bush desde 2003, y sobre el servicio postal entre los dos países, que no funciona desde hace décadas.

"Nosotros estamos muy complacidos que el Gobierno cubano ha acordado hablar sobre la migración y el servicio postal directo, también nos complace el hecho de que hayan propuesto pláticas en otras áreas", señaló la jefa de la diplomacia estadounidense.

Indicó que esas conversaciones son parte del esfuerzo de "fraguar un nuevo camino hacia adelante con Cuba para avanzar los intereses de los Estados Unidos y el pueblo cubano" y de toda la región.

Clinton, quien llegó este domingo a El Salvador para asistir mañana a la toma de posesión del presidente electo Mauricio Funes, se refirió a la decisión cubana de aceptar la propuesta presentada la semana pasada por EEUU como parte de su política de mejora de las relaciones con el régimen de la isla caribeña.

Informaciones procedentes de Washington indican que, en su mensaje a la Casa Blanca, el Gobierno cubano también dijo estar interesado en hablar de cooperación en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, y la respuesta a desastres naturales, según un funcionario, que pidió el anonimato.

La iniciativa del Departamento de Estado se encuadra en el intento de abrir canales de comunicación con Cuba en los últimos meses, dijo otra fuente del organismo.

"Habrá un diálogo abierto tan pronto como haya cambios sobre derechos humanos y movimientos hacia la democracia" en Cuba, afirmó. Ese tono del discurso ha sido rechazado por las autoridades cubanas y ha planteado que dialogará con Washington, pero jamás volverá al capitalismo ni a la democracia que mantiene a cientos de millones de personas en la miseria.

Por ahora, las conversaciones se limitarán principalmente a garantizar una "migración segura, legal y ordenada" desde Cuba a Estados Unidos.

Los contactos sobre migración fueron iniciados durante el Gobierno de Bill Clinton para evitar que miles de cubanos, instigados por las autoridades estadounidenses se lanzaran al Caribe para intentar llegar a Florida, como ocurrió en 1980 y en 1994, con la política que otorga residencia inmediata el inmigrante cubano que pisa territorio de Estados Unidos.

Bush suspendió esas conversaciones en 2003, como parte de su política de aislamiento de la isla y de endurecimiento del bloqueo.

En cambio, Obama levantó en abril las restricciones a los viajes y envíos de remesas de los cubano-estadounidenses a la isla y su Gobierno ha llevado a cabo reuniones informales con responsables de la Sección de Intereses de Cuba en Washington para abordar temas de interés común.

Aún no se ha determinado el lugar o fecha de los nuevos contactos entre los dos países, que carecen de relaciones diplomáticas.

Cuba será la protagonista de la XXXIX Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que tendrá lugar el 2 y 3 de junio en Honduras y en la que participará Clinton.

Estados Unidos está a favor de que se derogue la resolución que suspendió en 1962 la participación de Cuba en el organismo, pero quiere que ese reingreso esté condicionado al respeto a los valores "democráticos" de la institución, pero las autoridades cubanas han expresado en más de una ocasión que no le interesa ingresar a ese organismo que sirve a los intereses del imperio.