Jueves  03 de Diciembre de 2020 | Última actualización 08:17 PM
General Motors oficializa su bancarrota
Por: Prensa Latina | 3:28 PM

WASHINGTON, 1 jun (PL).- El consorcio automotriz General Motors (GM) se convirtió hoy en la mayor firma manufacturera en declararse en bancarrota en la historia empresarial estadounidense.

La quiebra del grupo, con base en Detroit, Michigan, representa una humillación para la industria norteamericana y el peor fiasco en el sector del automóvil, comentó el diario Monsters and Critics.

Directivos de la compañía, fundada en 1908, oficializaron sus problemas financieros este luness en Nueva York, y están programados alocuciones del presidente Barack Obama y el jefe de GM, Fritz Henderson.

El gigante corporativo fue incapaz de reestructurar su deuda no asegurada -calculada en 27 mil 200 millones de dólares-, un requisito de la Casa Blanca para seguir apoyando al fabricante de autos.

Como resultado de su sometimiento a la ley de quiebras, la segunda mayor empresa automotriz del mundo (después de Toyota) suprimirá un quinto de sus representaciones norteamericanas y eliminará más de 30 mil empleos.

La pasada semana, Obama exhortó a las corporaciones General Motors y Chrysler a reestructurar sus divisiones empresariales para adaptarse al mercado actual.

Según el gobernante demócrata, Washington no puede darse el lujo de dejar desaparecer a estos consorcios -en virtual quiebra desde hace meses- pero son las mismas firmas las que deben evolucionar, dijo.

El mandatario reiteró su defensa de utilizar fondos federales para apuntalar a la industria automotriz norteamericana, profundamente perjudicada por la competencia japonesa y el alza en los precios del petróleo.

En diciembre de 2008, los fabricantes de coches pidieron 21 mil 600 millones de dólares adicionales en ayuda gubernamental, además de 17 mil 400 millones en préstamos de emergencia.

Ahora se prevé que GM reciba otros 30 mil millones de dólares de las arcas públicas para acometer la reorganización, y el gobierno federal obtenga a cambio un 60 por ciento de la compañía cuando concluya el proceso.