Jueves  03 de Diciembre de 2020 | Última actualización 08:17 PM
Accidente de aviación con 228 pasajeros enluta a Francia
Por: Editor de Internacionales | 3:35 PM

PARIS, 1 jun (PL).- Francia se vio sacudida hoy por la desaparición de un avión procedente de Brasil, con 228 pasajeros a bordo, al parecer impactado por un relámpago en pleno vuelo cuando atravesada una zona de alta turbulencia y en medio de una tormenta.

Aunque el secretario de Estado de Transportes, Dominique Brussereau, pidió no manejar ninguna hipótesis, la compañía Air France (AF) describió el suceso como catástrofe aérea, la mayor de la empresa en su historia.

El Airbus 330 del vuelo AF447 procedente de Brasil se vio obligado a entrar en la zona de perturbaciones a distancia del territorio suramericano y cerca de Senegal, a las 0400 hora local, según los registros computarizados.

Quince minutos después sufrió una grave avería eléctrica y una situación inesperada se dio dentro del avión, se limitó a decir visiblemente conmocionado el director de Air France, Pierre-Henri Gourgeon.

En improvisada rueda de prensa en el aeropuerto Roissy-Charles de Gaulle (CDG), Gourgeon explicó se recibió un mensaje automático indicando un cortocircuito en una zona alejada de la costa.

"Los controles aéreos civiles brasileño, africanos (básicamente de Senegal), español y francés intentaron en vano establecer contacto con el vuelo AF447 y el control aéreo militar francés intentó detectar el avión sin éxito", añadió.

A bordo del aparato viajaban 126 hombres, 82 mujeres, siete niños y un bebé. La tripulación estaba formada por 12 navegantes, tres auxiliares técnicos y nueve asistentes comerciales.

Ronan Hubert, experto en accidente aéreos, declaró a periodistas que en una circunstancia como esa son pocas las alternativas de maniobra y prácticamente nulas las posibilidades de salvar vidas.

"En una tormenta como se describe, la presencia de un relámpago es un evento extraño que cuando ocurre siempre daña los paneles eléctricos del aparato", comentó.

Hubert consideró que el piloto no tuvo tiempo ni márgenes de reacción y seguramente maniobró como pudo. "Tenía experiencia, no era un novato, pero se enfrentó a uno de los momentos más complejos de la aviación", comentó.

Familiares y amigos de las personas que viajaban en el A330 se encuentran en las terminales del CDG, en estos momentos en estado de emergencia y a la espera del arribo del presidente de la República, Nicolás Sarkozy.

Entre los pasajeros se cuentan 60 franceses, siete niños y un bebé, una gran mayoría de brasileños y algunos alemanes.