Domingo  17 de Noviembre de 2019 | Última actualización 01:03 PM
Cómo Leonel Fernández ha ensanchado el territorio nacional
Por: JULIO GÓMEZ FÉLIZ | 10:33 AM

De acuerdo con los principios que norman el Derecho Internacional Público, las legaciones diplomáticas y consulares de una nación acreditada en otro país, creadas con ocasión del establecimiento de relaciones bilaterales entre ambas, jurídicamente parte de un país acreditado con el cual forman relaciones diplomáticas formales, por ejemplo, mantiene relaciones diplomáticas con el Estado de Israel, por lo cual esta lejana nación asiática tiene acreditada una legación diplomática en República Dominicana.

Es decir, que el Estado Judío tiene aquí en Santo Domingo una legación diplomática con el necesario cuerpo de funcionarios y además posee un edificio que los aloja, con su bandera y su simbología nacional de identidad. Y toda esta estructura física y humana, constituye lo que, de acuerdo a los acuerdos internaciones de estados, se considera jurídicamente –no importa la distancia- como parte del territorio de la nación Israelí.

En ultramar mantiene relaciones diplomáticas con otras muchos países: en el mundo de Asia, Europa, América, África y Oceanía; y en cada uno de ellos República Dominicana tiene abierta una embajada y/o un consulado; lo cual significa, a su vez, que en ultramar, en cada territorio del mundo, grande o pequeño, con diversidad de colores, de credos, razas y culturas, se halla diseminada una mínima porción del territorio nacional, donde existe una bandera con sus símbolos e identidades nacionales.

El cuerpo físico de los ciudadanos de un país, sus pertenencias muebles, y todas olas pertenencias y logísticas de la legación diplomática, todas ellas forman parte del territorio al cual representan, en tanto ellos duren en sus funciones y con sus calidades diplomáticas en el país donde se hallan acreditados.

En una palabra, son muchos cientos y miles de metros de tierra pertenecientes al este territorio orgullosamente llamado República Dominicana que, en términos teóricos y de Derecho Público o Derecho de Gentes, son parte del territorio nacional, con todas las consecuencias y efectos jurídicos, sociales, morales, culturales, y económicas en beneficio del país nacional.

Urge aclarar que muchas de esas porciones territoriales dominicanas en el exterior no existían diez o quince años atrás, sino que ha sido el Presidente Leonel Fernández, quien con visión cosmopolita, ha manifestado la gallardía y la sabiduría de propiciar y materializar tal ensanchamiento diplomático de la patria de Duarte, Sánchez y Mella y demás paradigmas de nuestra historia.

Se sabe que donde está la bandera de un país (no importa cuán lejos o cerca esté) no importa que sea en un edificio en el país del lejano oriente, o en Oceanía), ahí está el país abanderado. Y esa reducida porción de territorio, no puede nunca ser motivo ni objeto de violación o de incursión externa por fuerzas de ese país acreditado, porque ello obviamente equivale a una violación o agresión a la soberanía nacional del país afectado. (Ver Convención sobre derechos y deberes de los Estados, Monte video, 1933).

Recientemente el Presidente Leonel Fernández dispuso el establecimiento de formales relaciones diplomáticas con el Estado árabe de Palestina, en el continente asiático, lo cual ha sido celebrado y bien acogido por los dominicanos especialmente. Se trata de unas relaciones nuevas, puesto que no había ocurrido en el pasado. Es este otro nuevo y acertado paso del Sr. Presidente de la República en su interés de ensanchar aún más el territorio dominicano en ultramar.

Esa política del jefe del estado dominicano va en sintonía con la corriente democrática en la que transita y se desenvuelve el mundo actual, de entrelazar y estrechar aún más las relaciones internacionales, en búsqueda de la anhelada convivencia entre los pueblos del planeta, con miras a lograr un mundo mejor y en paz. Porque el Dr. Leonel Fernández Reyna es una figura histórica que trasciende las fronteras nacionales, y desde esta media isla antillana y caribeña promueve la paz y la solidaridad entre las naciones del mundo, sin importar el tamaño, la raza, ideología, credo religioso ni cultura.

Con la apertura de nuevas relaciones diplomáticas en el mundo, el Dr. Leonel Fernández lo que ha estado haciendo es ensanchando aún más, en el mapa universal, el pequeño territorio de la Republica Dominicana.

El autor es abogado y Periodista (CDP)de la ciudad de Barahona.

El gobierno ha ensanchado tambien: Los apagones, la delincuencia, el tráfico de drogas, la inmoralidad, el robo de las arcas del Estado y muchos etcs.

El Padre Home , Sto. Dgo., R. D.

Señor periodista, sería interesante que usted analizara cuánto le cuesta al país esas decisiones en el mundo diplomático, cuáles son esos señores que ocupan esos puestos, cuáles son los beneficios tangibles de esas legaciones diplomáticas. ¿Cree usted que un país donde la educación, la salud y la educación anda de cabeza debería estar gastando dólares en embajadas que no contribuyen a las exportaciones de nuestros productos agropecuarios o industriales, ni ayudan a resolver algún otro problema nacional? Conozco de la cantidad de botellas, nombrados en embajadas, que cobran en dólares viviendo en nuestro país. ¡cuánto despilfarro, en un país donde hay tantos pobres pasando hambre y otras necesidades!

Cristiana Rodríguez C , Santo Domingo