Sábado  24 de Agosto de 2019 | Última actualización 08:51 PM
Agosto es mes más mortífero para soldados EEUU en Afganistán
Por: Editor de Internacionales | 8:11 PM

KABUL, 28 ago.- Un soldado estadounidense murió este viernes cuando estalló una bomba al paso de su vehículo en Afganistán, con lo que agosto pasó a ser el mes más mortífero en la guerra de ocho años para las fuerzas estadounidenses.

El vehículo en que viajaba el soldado detonó una bomba en el camino, dijeron las fuerzas de la OTAN. La vocera de los militares estadounidenses, capitana Elizabeth Mathias, confirmó la nacionalidad del muerto pero no dio otros detalles.

Con ésta ascienden a 45 las muertes de soldados estadounidenses en Afganistán en este mes, superando las 44 de julio, que había sido el más mortífero.

Más de 60.000 soldados estadounidenses están estacionados en Afganistán para combatir el aumento de la violencia insurgente, tras los 21.000 de refuerzo que despachó el presidente Barack Obama para enfrentar al Talibán y asegurar las elecciones presidenciales que se efectuaron la semana pasada.

Los ataques suelen aumentar en el verano. También ha aumentado el número de bombas colocadas en los caminos a medida que los soldados estadounidenses incursionan en zonas que los insurgentes habían dominado durante años.

La creciente presencia militar y las tensiones políticas suscitadas por las elecciones presidenciales este mes han puesto tirantez en las relaciones entre Afganistán y Estados Unidos.

El presidente Hamid Karzai acusó indignado a Estados Unidos de promover una segunda vuelta electoral durante una acalorada reunión con el enviado especial a la región, según funcionarios familiarizados con la reunión.

El incidente ocurrió un día después de las votaciones del 20 de agosto, durante una reunión en Kabul entre Karzai y el enviado especial Richard Holbrooke, según dos funcionarios que fueron informados sobre la reunión. Hablaron con la condición del anonimato debido a lo delicado de la información.

Karzai aseguró a Holbrooke que aceptaría los resultados de las elecciones pero se erizó cuando el enviado le preguntó si también accedería a la segunda vuelta electoral si ninguno de los 36 candidatos obtenía más del 50%, dijeron las fuentes.