Viernes  25 de Septiembre de 2020 | Última actualización 07:19 AM
Asaltan unidad DNCD causando heridas bala a jefe operaciones
Por: JAVIER PEGUERO | 9:14 AM

EL OFICIAL DE LA POLICÍA FUE TIROTEADO POR DESCONOCIDOS JUNTO A OTROS AGENTES CUANDO SE DIRIGÍAN AL SECTOR SAN MARTÍN DE PORRES, INFORMÓ LA AGENCIA.

SANTO DOMINGO.- El jefe de operaciones de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) en San Francisco de Macorís fue herido de bala anoche por encapuchados al jefe de operaciones en esa ciudad, quienes saquearon el vehículo y cargaron con 6 bombas lacrimógenas y dos chalecos antibala.

El portavoz de la DNCD, Roberto Lebrón, identificó al oficial de la Policía como José Altagracia Bautista Rosario, actualmente recluido en un centro médico privado de la citada ciudad. El vehículo fue impactado varias veces por proyectiles disparados con armas largas y cortas, dijo Lebrón.

La agresión se produjo en la Avenida Bienvenido Fuerte esquina 27 de Febrero, en el sector San Martín de Porres, hacia donde se dirigía el oficial junto a otros miembros para realizar una labor de rutina. Recibió un balazo en la mano izquierda que le produjo una fractura, según el diagnóstico médico.

El oficial y los otros miembros, los cuales resultaron ilesos, viajaban en la jeepeta Mitsubishi modelo 2000, color negro, placa G029393, cuando los desconocidos la interceptaron a tiros, causando las heridas a Bautista Rosario. El vehículo recibió impactos en el bonete, un espejo retrovisor y el romper derecho.

Lebrón dijo que uno de los disparos hizo diana en el neumático delantero derecho, lo que estuvo a punto de provocar un accidente fatal. La DNCD inició de inmediato una tenaz persecución, auxiliada por la Policía y otros organismos de seguridad, a los fines de apresar a los implicados en el atentado.

Un personal especializado fue encargado de dar seguimiento a los desconocidos, de quienes Lebrón dijo que “no hay dudas de que se trata de individuos ligados al narcotráfico, tomando en cue4nta que el ataque se produjo en una zona a la que frecuentemente la DNCD incursiona”.

“Esa es una provocación inaceptable, de modo que no tengan la menor duda de que van a recibir la misma respuesta. Se le exhorta a entregarse a las autoridades para que eviten consecuencias lamentables, porque son buscados para ser apresados, sin importar el desenlace cuando sean ubicados”, advirtió.