Miercoles  20 de Junio de 2018 | Última actualización 08:18 PM
Dos luces en el camino
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 8:07 PM

Lo inaceptable, y lo inexorable: El orden de la naturaleza social. El orden de la naturaleza terrestre.

En el Libro Cultura Taina de Pané, aparecen unos párrafos que con pocas palabras dicen muchas cosas sobre las creencias de nuestros ancestros: los aborígenes se acercaban a los arboles preguntando, quien soy yo?

Las agrupaciones esotéricas y metafísicas se han valido de las enseñanzas de la maestra venezolana Conny Méndez, quien por medio de múltiples ediciones de libros rescata las enseñanzas de Jesús el Cristo en lo referente a la existencia de una palabra sagrada llena de poder sanador, un Nombre: Yo Soy. Jesús ordenó sanar y hacer milagros con su nombre.

Podría ser que esa Palabra Sagrada y poderosa la estuviesen usando los Tainos, en cuyas tradiciones se rendía culto al falo, al igual que en toda Suramérica y Egipto, en Asia.

Sin embargo fue Carlos Marx quien respondió sin discrepancia alguna hasta hoy día esa inquietud de saber y hacer conciencia de quien soy yo pero no en el plano espiritual sino en el plano político-económico-social y cultural: él mostró la conformación de la pirámide social, y por medio de esta podemos saber qué lugar ocupamos en los medios sociales-productivos: la base es del obrero-campesino-el proletariado-, la clase media o pequeña burguesía en el centro, y la oligarquía en la cúspide.

Pero llega el momento cíclico en que los de abajo hacen conciencia del lugar que ocupan y del que desean ocupar, los del medio buscan suplantar a los primeros, y cuando la cúspide ya no soporta seguir allí, y caen hasta la base, ese es el ciclo que se cumple socialmente hablando.

La palabra mágica de Carlos Marx es revolución. Así mismo existe en el orden de las religiones. Y no sabemos si los ángeles con su jerarquía establecida ocupan el lugar de la pequeña burguesía, el centro entre Dios y los hombres, aunque a la Virgen María la muestran como Mediadora.

Esta enseñanza de Carlos Marx sí que aclaró y puso luz en nuestra existencia. Y cuan útil ha resultado. Antes de Marx todo era oscuro. Él puso claro el orden de la casa. Y nos hizo conscientes de este, no precisamente para respetarlo, sino para cambiarlo. Antes de Marx estábamos perdidos. Todo era brumas.

Al proletariado le resulta mas difícil el ascenso hasta la cúspide que al pequeño burgués, porque en su empeño ha de ascender dos peldaños.

Quizás por esa realidad, Lenin señaló que sólo los obreros y campesinos irán hasta el final, pues una vez alcanzado el lugar del pequeño burgués ha de seguir luchando por alcanzar el poder. El pequeño burgués está cerca, puede ver y percibir las mieles.

Cuando el hombre creó el calendario para ordenar el tiempo terminó limitando su propia existencia. Marcar el tiempo fué cercenar la longevidad de la vida. Antes de crear la rueda del tiempo, no se conocía enfermedad, desarmonía, ni muerte. Pero fabricamos el reloj. Con la rueda de los ciclos la gente dijo hasta aquí, cien años de vida y no más.

El carácter cíclico de los acontecimientos de la vida de la naturaleza de la tierra es clave sobre las cosas del futuro, y conocerlas de manera previa es saber a qué atenernos: la noche y el día, aurora y crepúsculo, las horas, semana, doce meses, año, ciclos lunares, terrestres, solares, cósmicos, y humanos o sociales, dos hemisferios, cuatro estaciones, tiempos lluviosos, meses de estiajes, huracanes y tormentas, nevadas, erupciones volcánicas, efectos de la energía de la luna sobre las mareas, tiempos de siembras y días de cosechas, y 5,250 años zodiacales dividido en dos vertientes.

¿Cómo podríamos caminar sin esta luz? ¿Cómo podríamos vivir sin este conocimiento?

¿Quién soy yo en medio de la naturaleza planetaria? Esa es la cuestión antigua del taino.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>