Viernes  20 de Julio de 2018 | Última actualización 09:55 PM
Robert Brockmann: un viaje histórico por Bolivia
Por: ALDO SOLÉ OBALDÍA | 10:32 AM

De todos los historiadores latinoamericanos que he descubierto en los últimos años, pocos me han seducido como el boliviano Robert Brockmann. No es para menos: su erudición admirable no descompagina con su prosa galante y su mirada profunda no satura. Sus obras son voluminosas, pero, su lectura es placentera.

La Bolivia contemporánea ha protagonizado una historia compleja y accidentada, pero también ha tenido grandes historiadores que han sabido aproximarla a iniciados y profanos. Sin duda, Brockmann está ente los más recomendables.

Periodista de profesión, ha sido corresponsal de la Agencia Alemana de Prensa y subdirector del periódico paceño La Razón, vicepresidente de la Asociación de Periodistas de La Paz y corresponsal de Prensa Internacional de Bolivia. Es Fellow del Centro Hemisférico de Estudios de Defensa de Washington, DC y funcionario de la Secretaría General de la ONU.

Sus obras traslucen un gran conocimiento sobre temas militares, políticos y diplomáticos de su país, así como la historia de la comunidad alemana en Bolivia. Todo reflejado en el maduro dominio de una documentación rica y variada.´

En el 2007, publicó El general y sus presidentes. Vida y tiempos de Hans Kundt, Ernest Röhm y siete presidentes de Bolivia. 1919 – 1939. Un amplio estudio sobre los esfuerzos modernizadores del Estado boliviano para tener el mejor ejército de tierra de Sudamérica, luego de su perdida marítima a consecuencia de la derrota en la Guerra del Pacífico (1879-1884). El ejército boliviano se renovaría a imagen del modelo alemán, donde el Gral.

Kundt tendría la mayor responsabilidad, pero, su figura también estaría condicionada por los avatares de la inestabilidad política del país del altiplano, cayendo en desgracia con presidentes derrocados, para luego ser reestablecido por los conspiradores de turno y así, llegar tardíamente a tomar el mando de las operaciones en la desastrosa aventura de la Guerra del Chaco (1932-1935).

Una mención aparte corresponde a la de otro personaje más conocido en la historia alemana, la del Cnel. Röhm, el único hombre que tuteaba a Hitler. Röhm también contribuyó a la modernización del ejército boliviano y siempre lució orgulloso el emblema de ese ejército en su uniforme.

Por esta obra, Brockmann fue galardonado al año, con la Medalla Franz Tamayo.

En el 2012 vuelve a sorprender con otro meticuloso (aunque menos voluminoso) estudio: Tan lejos del mar. Bolivia entre Chile, Perú y Paraguay en la década extraviada. 1919 – 1929. Con esta obra volvió a repetir el galardón.

Ajeno a una mirada chouvinista y lejos de pretensiones reivindicativas, aparece aquí, el Brockmann más descarnadamente objetivo, dentro de lo que puede ser la objetividad de un historiador.

Con la rigurosidad que ya nos tenía acostumbrados, encaró la eternización de un problema. La desordenada lucha diplomática de Bolivia por recuperar una salida al mar y la desesperada lucha alternativa a una salida alternativa, mal lograda en el Chaco.

En su claridad, por momentos Brockmann parece iconoclasta. Despedaza viejas explicaciones simplistas con un análisis nítido y certero. Con Brockmann descubrimos mejor que con nadie, que Bolivia nació deforme, fruto de la desinteligencia de los padres fundadores que le otorgaron una costa inaccesible y le negaron una costa más cercana. Comprendemos mejor, que Bolivia ha reclamado siempre un mar que, más que perder, no mantuvo y anheló después, el mar que no tuvo (Tacna y Arica).

Del mismo modo, destruye el mito (al menos de forma más insistente que otros) tan convincente y perdurable de que, tras la Guerra del Chaco, estaban los intereses de las petroleras. El descubrimiento de petróleo en el Chaco, señala Brockmann, aportó condimentos al conflicto, pero lejos estuvo de ser el factor desencadenante.

Más que teorías conspirativas, hay que ver esa extraña y sangrienta guerra, como fruto de caprichos y tensiones fronterizos de larga data, en una región perdida del mundo, donde una vasta región, tan amplia como desconocida, tan prometedora como inaccesible, era reivindicada por entero por ambos vecinos, amparándose por igual, en lejanos derechos de discutible validez.

No es un dato menor, que el estallido de la guerra se diera finalmente, a pesar de la voluntad de los presidentes de ambos países: Guggiari en Paraguay y Siles en Bolivia.

Ambas obras de Brockmann son de cabecera, no solo para entender en profundidad la Historia Contemporánea de Bolivia, sino, la del continente sudamericano, tan tentado a las simplicidades.

En el 2017, sorprendió con dos nuevos estudios. Por un lado, retomó el pasaje de Röhm por Bolivia en un libro dedicado exclusivamente al tema: Erns Röhm, soldado, rebelde, marica. Erns Röhm en Bolivia 1929–1930.

Pero más significativo, fue su abordaje de la particular historia de un pintoresco y polifacético presidente de la Bolivia de mediados del siglo XX: Dos disparos al amanecer. Vida y muerte de Germán Busch. Militar romántico, explorado, héroe de la Guerra del Chaco, político y presidente boliviano, Brockmann una vez más, recupera un personaje fascinante con la exquisitez a la que nos tiene acostumbrados.

Cualquiera que lea un libro de Brockmann querrá seguir su obra. Nos recuerda que Bolivia también es un país con una historia fascinante. Y él, bien que la sabe contar.

(function(i,s,o,g,r,a,m){i['GoogleAnalyticsObject']=r;i[r]=i[r]||function(){ (i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o), m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m) })(window,document,'script','//www.google-analytics.com/analytics.js','ga'); ga('create', 'UA-25417938-8', 'barrigaverde.net'); ga('send', 'pageview'); */?>