Martes  11 de Diciembre de 2018 | Última actualización 07:43 PM
Uso de la intimidación
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 10:53 AM

Hace mucho tiempo que la extrema derecha se ha dedicado a la estridencia a través de los medios de comunicación para exhibir su chauvinismo, xenofobia, mitomanía... y como parte de este gobierno usar la táctica de la distracción, ahora en ofensiva contra los sectores que integran el movimiento Marcha Verde.

Poner en primer plano temas propuestos por el oficialismo, para que sean “noticias”, es parte de la distracción; destacando los banales y haciendo “invisibles” los relevantes, procurando así al control social.

Se inscribe ahora en ese propósito, y en el futuro en otros más tenebrosos, el surgimiento del grupo ‘nazionalista’, que nos recuerda la parapolicial “Banda Colorá” del gobierno de los 12 años de Joaquín Balaguer.

No es de extrañar que inicien sus acciones contra actividades de Marcha Verde y amenacen de muerte al periodista contestatario e insobornable Marino Zapete, que analiza y critica con firmeza las barbaridades del gobierno danilista.

Voceros de los organismos de seguridad del Estado se han apresurado a fijar su posición al respecto, considerando que se trata de “muchachos” que difunden “valores”, por lo que no revisten “ningún peligro”.

Meses antes de ser asesinado Orlando Martínez, una denominada “Mano Blanca” le amenazó de muerte mediante nota manuscrita que llegó a la revista ¡Ahora!, dirigida por el autor de la columna Microscopio.

En tanto estos vándalos amenazan a Marino Zapete, el gobierno acepta a un narcotraficante de nacionalidad cubana deportado de EE. UU. y despacha un barco que dejó 978 paquetes de cocaína en el país, sin retener ni investigar a su capitán ni a la tripulación.

Además de que es una afrente para la República Dominicana, todo ello es usado por el gobierno, además, para que se olvide el caso Odebrecht, mientras impulsa la reelección de Danilo Medina mediante la manipulación social y que la sociedad acoja este desastre con resignación.