Martes  16 de Julio de 2019 | Última actualización 09:00 PM
Duarte y el sueño de libertad de RD
Por: RUBEN MORETA | 7:59 AM

Un joven esclarecido concibió la idea de construir en nuestra media isla “una república libre, soberana e independiente de toda potencia extranjera”. Empleó en su proyecto patriótico toda su sapiencia, energía y pasión, y comprometió los bienes materiales suyos y de su familia.

Sin dobleces, entendió que era impostergable liberarnos del yugo haitiano, y conducirnos -como pueblo- a ser parte del concierto de naciones libres del mundo.

El insigne patriota trabajó incansablemente organizando e instruyendo las masas para lograr la liberación nacional. Primero, aglutinó e instruyó un grupo de vanguardia (la Sociedad Secreta La Trinitaria), y posteriormente, impulsó la acción de concienciación y propaganda, que entre otros medios, se valió del teatro.

Este zagal arquitecto político se llamó Juan Pablo Duarte, quien nació el 26 de enero del 1813, y conmemoramos, con desbordante fruición, el 206 aniversario de su natalicio.

La obra revolucionaria de Duarte se concretó –felizmente- la noche del 27 de Febrero del 1844, con el estruendoso trabucazo lanzado por Matías Ramón Mella, junto al izamiento, del lieno tricolor en la Puerta de la Misericordia, y la benemérita proclama: ¡Dios, Patria y libertad. Viva la República Dominicana!, por el mulato procero Francisco Sánchez del Rosario,

A Juan Pablo Duarte, los dominicanos debemos la libertad, soberanía y autodeterminación como pueblo-nación. Nos legó como herencia una patria, una nacionalidad.

Su aspiración libertaria está lograda. Vítores y honores para el prócer Juan Pablo Duarte en el ducentésimo sexto aniversario de su nacimiento.
El autor es Profesor UASD.