Miercoles  05 de Agosto de 2020 | Última actualización 11:29 AM
Entre lo vivo y lo inanimado
Por: ARNULFO MATEO, hijo | 7:41 AM

Desde tiempos inmemoriales nos hemos visto influenciados por la prédica del placer irresponsable y la pulsión de muerte, como queda plasmado en la obra de Sigmund Freud y Karl Marx, figuras emblemáticas del siglo XIX, y es que, en nuestros tiempos, parte importante de la población ha salido afectada por este terrible condicionamiento de la alta cúspide social que incita y promueve el placer sobre todas las cosas.

Sin darnos cuenta, este mecanismo utilizado como un medio de opresión o control desde los orígenes de la humanidad, que nos lleva al exterminio total, alejándonos cada día de los valores éticos y morales, al igual que de la espiritualidad.

La música, el cine, series de televisión, noticiarios y demás medios de comunicación de nuestra cotidianidad, en la mayoría de los casos se rigen por estos modelos desvirtualizados de la realidad postmoderna, donde se postula que avanzamos cuando estamos obteniendo peores resultados desde hace décadas, cuando no contábamos con tantos avances tecnológicos, pero éramos más felices y realizados; la sociedad llevaba un mejor rumbo.

¿En qué estamos fallando? Quizás en no saber discernir entre la importancia de lo material para sobrevivir y no para existir; de tener claro que lo que está por encima de todo, es lo humano, lo espiritual y no lo material; utilizar lo económico como un medio, pero no como un fin. Debemos ser entes prosociales e interactivos; valorar el concepto de conjunto.

Lamentablemente nos hemos perdido en lo material, lo inanimado; al pensar en el placer sólo deseamos poseer lo material, trabajando inversamente proporcional a la vida y acercándonos a lo efímero, lo intrascendente, lo inanimado, lo muerto; terminamos siendo poseídos por lo que no tiene vida, por lo material. Digamos sí a la vida en este nuevo año, que apenas comienza.

. El autor es médico Internista y Psiquiatra. Presidente de la Asociación De Psiquiatras Egresados de República Dominicana (ASPERDO). Editor de la Revista Científica de la Sociedad Dominicana de Psiquiatría (SDP).