Miercoles  26 de Febrero de 2020 | Última actualización 09:34 PM
El líder mesiánico
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 7:23 PM

2 de 2

Al paso del tiempo, hemos observado como ciertos gobernantes han pretendido ungirse del mesianismo, promoviendo el culto a la personalidad; asumiendo un discurso cónsono con ese pensamiento, para imponer el continuismo en la dirección del Estado, entre estos, Trujillo, Balaguer, Leonel, Danilo…

Lo asumieron y lo asumen conscientes de que de lograr un liderazgo mesiánico, expropiarían la autodeterminación subjetiva del ciudadano, al concentrar todo el poder en sus manos y el futuro de la nación.

Así, de esa manera, se castran las potencialidades que por naturaleza posee todo colectivo, comunidad, multitud, o masas de ciudadanos organizados o no, única garantía de la libertad y la democracia plena.

La antorcha del mesianismo, asida por el tirano Trujillo, fue tomada en relevo por Balaguer, quien gobernó por 22 años de espalda al pueblo dominicano y a sus ansias de vivir libre y en el disfrute de sus derechos.

El proceso político e histórico lo apartó del poder, pero otros desean asumir el legado trujillista-balaguerista, para también hacer realidad sus “sueños de niño”, muy ajenos a los anhelos de los dominicanos.

El reeleccionismo sobre la base del lanzamiento de un líder mesiánico prefabricado en oficinas hacedoras de imagen, no tiene posibilidades de imponerse sin el empleo de la fuerza, el chantaje y la manipulación.

De forma cíclica, hemos padecido el mandato de “líderes providenciales”, que han impuesto el continuismo sobre la base de la persecución política e ideológica, un montón de muertos, encarcelados y exiliados.

Cuando los dominicanos se han rebelado contra ese estado de cosas, los “mesías” han sido destronados, aunque hasta el momento no hayan logrado apuntalar un gobierno netamente democrático y popular.