Sábado  11 de Julio de 2020 | Última actualización 09:28 PM
Racismo y Floyd
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 6:59 AM

2 de 2

Algunos científicos sociales opinan que el racismo carece de una base psicológica firme y acentuando el papel de los factores sociales y de clase. En su opinión, muchos estadounidenses blancos tienen los estilos de vida de los ghettos negros, que fomentan la cultura del crimen, el abuso de drogas y la violencia.

El hecho de que las cifras de crímenes en su diversidad de características y homicidios en distintos grados sean muy elevadas en los vecindarios negros en Estados Unidos, da credibilidad a estos temores.

No obstante, tanto el gobierno estadounidense actual, así como los que le han antecedido, igual que la comunidad blanca, poco hacen para alivianar las condiciones que alimentan el crimen en esos sectores.

El racismo blanco está claramente asociado a factores históricos, culturales, socioeconómicos y psicológicos. Y para comprenderlo hay que considerarlo en toda su complejidad en esos términos.

La desigual formación de muchos psiquiatras, sobre todo en EE.UU, les hace difícil diferenciar entre una conducta desviante y anormal, de lo que es un comportamiento que responde a diferencias culturales.

Así, el prejuicio racial constituye un recurso utilizado con frecuencia, como en el caso de jóvenes negros que intentan hacer frente a la tensión del ghetto, al ser diagnosticados de trastorno de conducta.

Inducido por el sistema estadounidense de dominación, los psiquiatras, a causa de su desconfianza en el modelo de déficit, ven con frecuencia a los negros desde el punto de vista negativo y psicopatológico.

La muerte de George Floyd de manos de un policía blanco, se enmarca en estos prejuicios, pero en las últimas décadas las relaciones interraciales en EE.UU. y en la Psiquiatría han experimentado cambios importantes.