Miercoles  05 de Agosto de 2020 | Última actualización 11:45 AM
Víctor Víctor, un cantautor dominicano con nacionalidad caribeña
Por: Prensa Latina | 1:24 PM

SANTO DOMINGO, 22 de julio, 2020 (PL).- Aún resuena la triste noticia del fallecimiento del ilustre dominicano Víctor José Víctor Rojas, conocido por Víctor Víctor, y cada día, son más y más las voces que se unen a resaltar su vida y obra.

El terrible coronavirus se lo llevó, y su partida física dejó mucho dolor en su pueblo que siempre lo tuvo como alguien de abajo, de los cercanos, de los de a pie, como se dice.

Su muerte trajo a colación un texto que escribió el cantante en sus redes sociales cuando no pocos pedían abrir la economía y quitar la cuarentena y el toque de queda, dijo: "Gracias a la apertura de la economía moriremos todos muy ricos", tuvo claridad meridiana, lástima le tocó a él.

Sobre Víctor Víctor hay mucho que decir, tengo fresca una entrevista efectuada por el periodista dominicano Pablo Mc Kinney quien le pregunta acerca de la riqueza y del tener, a lo cual este le respondió lo tenía todo, refiriéndose a esposa, hijos, su casa y su auto... "que más pedir".

Quienes lo conocieron dicen que fue un amigo insustituible, "un ser humano tan bueno", como expresó el reconocido comunicador Huchí Lora; o 'un dominicano amante de su nacionalidad, sencillo, firme, humilde y extraordinario ser humano', como señaló la presentadora Jatnna Tavárez.

Pero lo escrito por el destacado intelectual dominicano Tony Raful, llegó profundo entre sus seguidores y reflejó el sentir de aquellos que lo acompañaron por años en su andar bohemio y comprometido.

"Duele, duele, Vitico, que te hayas ido, que desaparezcas así no más, como una estadística en el vozarrón de los anunciadores de la muerte. Tú, que tiene alas para volar alto, sorprende a Dios con la guitarra y el son, agasájalo, háblale de nuestros sueños y amores".

Sin dudas, el autor de la recordada Mesita de Noche, que modernizó la bachata y terminó siendo uno de los grandes creadores musicales de la región, obtuvo por derecho propio su nacionalidad caribeña.

El artista nació en la provincia de Santiago el 11 de diciembre de 1948 contaba con 71 años de edad al momento de su fallecimiento.

El éxito le llegó en 1990 gracias al disco Inspiraciones, del que se desprendieron la ya mencionada Mesita de noche, Ando buscando un amor y La casita, entre otros, a ritmo de bachata.

Antes había grabado los álbumes Rojo, Chile vive, Neruda, Raíz y geografía, Son de felicidad y muchos más.

En 2006, sacó Bachata entre amigos, un disco de colección con la participación de famosos artistas como Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat, Silvio Rodríguez, Fito Páez, Pablo Milanés, Manuel Jiménez, Luis Días y Pedro Guerra, entre otros.

Valiosos intérpretes le dieron vida a sus composiciones, entre los que destacan Celia Cruz, Dyango, Enmanuel, el dúo español Azúcar Moreno, el puertorriqueño Danny Rivera, y la dominicana Ángela Carrasco.

Su carrera artística se inició de la mano de Wilfrido Vargas en 1970, cantando con Los Beduinos, quinteto en el cual el trompetista era Vargas, él tocaba la batería y el cantante Manuel de Jesús.

En 1972, Wilfrido decidió formar su orquesta de merengue y ese fue el momento escogido por Víctor Víctor para decir adiós, decidió apartarse debido a que no se sentía cómodo tocando ese ritmo y le dijo a su director: "Yo estoy en otra onda".

El tiempo, con producciones diferentes al merengue como baladas, boleros y bachatas, confirmaría lo acertado de su elección.

Víctor Víctor, siempre vinculado con Cuba

Vitico, como le decían sus íntimos fue de los primeros artistas dominicanos en visitar Cuba aun cuando el gobierno de su país prohibía los viajes a la mayor de las Antillas y organizó conciertos de solidaridad con la Revolución Cubana.

Como escribió el periodista cubano Ricardo Alonso: "su presencia entre nosotros se hizo habitual, casi obligada, en los Cubadiscos, haciéndose acompañar por otras personalidades de la cultura dominicana, como Tommy García, la fallecida Sonia Silvestre, Toni Mapellé y su grupo, entre otros".

En Cuba lo recuerdan como un revolucionario, progresista, amigo y admirador de la isla, sobre todo, de su música y de sus músicos.

Una vez se conoció de su muerte, el presidente cubano, Miguel Díaz- Canel, escribió en las redes sociales: Víctor Víctor, bachatero, dominicano y cubano. Su muerte duele como propia en Cuba donde se le ha admirado y querido siempre. Con gratitud infinita por su obra y amistad, acompañamos al pueblo dominicano en este triste momento.

Y la embajadora cubana en Dominicana, Milagros Carina Soto, por la misma vía apuntó "Víctor Víctor, bachatero, dominicano y cubano. Hasta Siempre amigo, hermano!".

Por último, recuerdo que coincidimos en el Memorial de la Resistencia en la zona colonial de esta capital, traté de hablar con él pero las condiciones no eran propicias, sin embargo, me pasó la mano por encima y dijo: "Cuba nos vemos pronto", cita que la pandemia no permitió se llevará a cabo.

Honor y gloria para uno de los grandes de la música, Víctor Víctor quedará en la memoria de dominicanos, cubanos y de los caribeños .

Pasarán los años, sus Bachatas se continuarán escuchando mientras en la Mesita de Noche reposarán sus discos como reliquias de buena música cantada por un excelente intérprete y él hablará de sueños y amores como le pidió Raful.

* Corresponsal en la República Dominicana.