Miercoles  05 de Agosto de 2020 | Última actualización 04:21 PM
Insomnio y covid-19
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 8:33 AM

La pandemia por coronavirus, que provoca un síndrome respiratorio agudo grave y la consiguiente medida de aislamiento social preventivo en muchos países, viene impactando la salud mental, al generar tensión familiar, ansiedad, depresión, miedo, angustia, ideas fijas, decaimiento, apatía e insomnio.

También induce al aumento o pérdida del apetito y de peso; fatiga prolongada durante el día; irritabilidad, toma de memoria breve de hechos recientes, torpeza para cálculos simples y el manejo de conflictos.

La incertidumbre social y económica exigen medidas sanitarias efectivas de parte de los organismos de salud; se debe potenciar la resiliencia, el crecimiento personal y buenas relaciones intrafamiliares.

El Estado debe procurar atención especial a grupos vulnerables, como los niños y adultos mayores, sobre todo si padecen hipertensión y/o diabetes, así como minimizar el impacto psicosocial del Covid-19.

Ante el embate de esta pandemia, el insomnio es uno de los síntomas más frecuentes y peligrosos, relacionado con la cantidad o la calidad del sueño y la dificultad en iniciarlo o en mantenerlo de forma regular.

Puede presentarse despertamiento precoz sin posibilidad de retornar al sueño, vinculado al distrés, que empeora la situación si existe una comorbilidad médica, como las enfermedades antes mencionadas.

Es importante para contrarrestar el insomnio, iniciar el sueño en la noche y despertarse a la misma hora en ambos casos; ejercicios en la mañana y/o al mediodía; echar a un lado las dificultades del día y no sobrevalorarlas.

Le ayudaría a dormir bien, practicar algo relajante antes de acostarse; un baño tibio; evitar el consumo de alcohol, cafeína, nicotina, bebidas energéticas, alimentos pesados y cuando se propone dormir recordar vivencias gratificantes.