Jueves  03 de Diciembre de 2020 | Última actualización 08:17 PM
¿Cheque en blanco?
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 8:41 PM

La descomposición social y política que apreciamos en la República Dominicana es el resultado de una construcción histórica por donde la han conducido los politiqueros, acelerando las crisis recurrentes de este injusto y anacrónico sistema capitalista, en su versión atrasada y dependiente.

Se trata del agotamiento de los modelos económicos del sistema, que han sumido al país en el atolladero, como testimonio de que este capitalismo y esta falsa democracia no dan “pie con bola” en su eterno valladar.

Esta realidad encaja en la frase elaborada juiciosamente por Federico Engels, en cuanto a que estas manifestaciones del sistema capitalista son en resumidas cuentas resultados de sus propias incoherencias.

Es decir, una afirmación de que esta sociedad se ha enredado consigo misma en una contradicción insoluble, se ha dividido en antagonismos irreconciliables, que ella es impotente para conjurar.

Y tan grave es el deterioro del sistema, y como reflejo de la gravedad de su crisis, que el Estado no ha podido contener en lo más mínimo los antagonismos de las mafias con intereses económicos y políticos en pugna.

Esos grupos se devoran a sí mismos, envilecen a importantes sectores de la sociedad en una lucha estéril, en descomunal desorden; mucha corrupción, ilimitada impunidad, violencia e inseguridad ciudadana.

El voto-castigo contra el PLD en los pasados comicios, por lo cual Luis Abinader-PRM resultaron victoriosos, no significa un cheque en blanco; a cambio, el sufragante exige y espera el fin de la corrupción y la impunidad.

Hace falta cambiar esta triste realidad; romper el cerco tendido desde hace décadas por las corporaciones políticas mafiosas, y abrir las vías para luchar por cambios profundos que anhela esta sociedad.