Lunes  19 de Octubre de 2020 | Última actualización 06:05 PM
No debemos caer en los mismos errores
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 8:20 PM

Cuando vimos el caso de Kimberly, entiéndase la recién nombrada ministra de la Juventud, como pueblo comenzamos a preguntarnos si no estaremos con el nuevo gobierno, en un poco más de lo mismo. Creo que no hacen nada el PRM ni el presidente Luis Abinader, de no poner nadie de su familia en el gobierno, si sus ministros y congresistas van a poner a sus hijos y familiares en cargos y puestos propios de la misma dependencia en donde fue nombrado un determinado ministro.

Por ejemplo, la famosa Kimberly ya tenía nombrado a varios familiares en la cartera que iba a desempeñar, y digo iba porque esperamos sea destituida, ya que no se pueden admitir corruptos en este gobierno, que esperamos sea diferente al anterior, y así nos demuestre de que no estamos en un poco más de lo mismo.

El anterior gobierno Peledeísta, el cual estaba llevando al país a una dictadura, si hubiese ganado las elecciones, o si se hubiese impuesto con sus fraudes habituales. Estamos seguros que esta era la idea de ese partido y del jefe de la mafia corporativa, licenciado Danilo Medina Sánchez.

También tenemos que evitar la aberración de que cuando un diputado o senador muere, o que sea designado para otra posición, que su hijo o su hija, o su esposo, tenga la facultad de ocupar la curul que dejó libre ese legislador, por el cual la comunidad que voto por él, y no como si fuera una herencia.

El ejemplo viene como anillo al dedo. Kimberly, la ministro de la juventud arriba mencionada, resultó ser la mujer del hijo de la legisladora Josefa Castillo, nombrada no sabemos por qué Superintendente de seguros, cuando la comunidad de Boca Chica votó por ella, para que los representara en el Congreso.

Ahora ella quiere tomar el cargo, y que su hijo, como si fuera una herencia o dinastía, ocupe el puesto para el que ella fue electa. Como vemos, si el presidente Abinader no echa eso para atrás, vamos a pensar que estamos en lo mismo del gobierno anterior.

La corrupción del PLD todavía no ha sido totalmente determinada, necesitamos desestimular a los funcionarios actuales a que no metan la mano en los bienes del Estado, que entiendan que no se puede ser funcionario y a la vez ser suplidor del Estado.

Con toda seguridad, y ya va siendo demostrado, la funcionaria que ha ocupado la atención de la opinión pública, tiene una coletilla de corrupción en el mismo ayuntamiento de Boca Chica, en donde su compañero sentimental, es decir el hijo de Josefa Castillo, es regidor y por tanto el que le daba los combustibles gratuitos, y de 5 camiones recogedores de basua por los que se les pagaba, y solo funcionaban dos, y con una deficiencia extraordinaria.

En otro artículo hablaremos del barrilito y el cofrecito, así como de las abusadoras dos exoneraciones, Navidad, Semana Santa para hacer pailas de habichuela con dulce, Día de las Madres... SI NO CORREJIMOS TODO ESO, A ESTE PAÍS HABRÁ QUE CERRARLO.