Miercoles  02 de Diciembre de 2020 | Última actualización 06:23 AM
Covid-19 y salud mental
Por: Columnista de Barrigaverde.net | 6:57 AM

2 de 2

Los adultos mayores aislados, sobre todo si padecen algún deterioro cognitivo o demencial, pueden tornarse mucho más ansiosos, enojados, agitados, desorientados, irritables… los cuales deben recibir apoyo familiar o de sus tutores y profesionales de la salud mental.

Es útil explicarles con palabras sencillas lo que ocurre y la forma de reducir los riesgos de contraer el virus, acompañadas de mensajes positivos y tranquilizadores, para evitar empeorar el estado de su salud mental.

Su entorno social debe tener en cuenta que, en personas envejecientes con enfermedades como la diabetes, cardiovasculares o terminales, exacerbadas por Covid-19, podría aumentar el riesgo de suicidio.

La exposición a Covid-19 podría convertirse en un factor de riesgo para pacientes diagnosticados con enfermedades mentales graves, por lo que la ansiedad puede estar a niveles altos durante la pandemia.

Se pueden presentar síntomas del estrés postraumático, con agravamiento de los delirios y de las alucinaciones; si los demás lo evitan distanciándose, puede aumentar la paranoia en algunos pacientes.

El aburrimiento y la imposibilidad de estar vinculado a la rutina habitual de su vida, puede provocar que las personas desarrollen un mayor deseo de tomar bebidas alcohólicas, tabaco o drogas narcóticas.

Atrapadas en esta circunstancia pueden aparecer síntomas depresivos, como desesperanza, irritabilidad, cambios en el apetito y alteraciones del sueño, como el insomnio, pesadillas o despertares nocturnos.

Si se siente enfermo y le preocupa el Covid-19, consulte a un profesional de la salud mental antes de automedicarse; en tanto, evite los medios de noticias, respire profundo y suave, haga ejercicios de estiramiento, evite el consumo de alcohol y otras drogas.