Jueves  03 de Diciembre de 2020 | Última actualización 08:17 PM
Se cumplen 35 años asesinato periodista Orlando Martínez Howley
Por: ANTONIO HEREDIA | 10:00 PM

PUERTO PLATA.- Con diversos actos fueron conmemorados este miercoles en varias ciudades dominicanas y en el exterior los 35 aniversarios del vil asesinato en contra del periodista Orlando Martínez Howley, quien fue abatido por militares al servicio del gobierno del presidente Joaquín Balaguer un 17 de marzo del 1975.

Este horrendo crimen que estremeció a toda América Latina fue perpetrado por Mariano Durán Cabrera y Alfredo Lluberes Ricard quienes fueron condenados posteriormente en el año 2000 a 30 años de prisión y también recibieron condenas los generales Salvador Lluberes Montas (pendiente de condena), Joaquín Antonio Pou Castro (20 años) y el cabo Luis Emilio de la Rosa (10 años).

Estos individuos “emboscaron como fieras salvajes” al indefenso periodista Martínez Howley a la sazón director de la Revista Ahora y columnista del vespertino El Nacional en las inmediaciones de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), luego de que este escribiera un artículo solicitándole al presidente Balaguer la dimisión por los escándalos de corrupción en su administración.

Se puede afirmar que con su muerte, Orlando Martínez se ha convertido en un símbolo de la libertad de expresión en la República Dominicana, el mismo hijo de una familia pobre oriunda del municipio Las Matas de Farfán perteneciente a la provincia sureña de San Juan de la Maguana, y logró una destacada reputación como comunicador social orientado políticamente en la izquierda y miembro del Partido Comunista Dominicano (PCD).

A raíz de este hecho de sangre, el Presidente de la República Dominicana en ese momento, doctor Joaquín Balaguer, conociendo los asesinos de Martínez Howley optó por no denunciarlos y se limitó a redactar en su libro: “Memorias de un cortesano de la Era de Trujillo” una muy cuestionada página en blanco la cual supuestamente en la posterioridad daría a conocer los autores del crimen.

Textualmente el presidente Balaguer en su escrito señaló: “Esta página se inserta en blanco. Durante muchos años permanecerá muda, pero un día hablará, para que su voz sea recogida por la historia. Callada, como una tumba cuyo secreto a voces se levantará, acusador, cuando el tiempo permita levantar la losa bajo la cual permanece yacente, la verdad. Su contenido se deja en manos de una persona amiga que, por razones de edad está supuesta a sobrevivirme y que ha sido encargada por mí de hacerlo público algunos años después de mi muerte."