Libertarse de sus propios libertadores